Educación Infantil

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, Título I – Capítulo I

Artículo 12.- Principios Generales de la Etapa

La educación infantil constituye la etapa educativa con identidad propia que atiende a niñas y niños desde el nacimiento hasta los seis años de edad

La educación infantil tiene carácter voluntario y su finalidad es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños

Con objeto de respetar la responsabilidad fundamental de las madres y padres o tutores en esta etapa, los centros de educación infantil cooperarán estrechamente con ellos

Artículo 13.- Objetivos de la Etapa

La educación infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y niños las capacidades que les permitan:

Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias

Observar y explorar su entorno familiar, natural y social

Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales

Desarrollar sus capacidades afectivas

Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos

Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión

Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo

Curso 2018/19 – Que suene tu voz

Objetivos específicos de Educación Infantil

Objetivos de alumnos
Compartir con mis compañeros nuestro aprendizaje, protagonistas del mismo.
Participar con alegría en todas las actividades que me proponen mis profesoras.
Mostrar que soy amigo de Jesús con mis actos.

Objetivos de profesores
Acompañar a nuestros alumnos para que sean protagonistas de su propio aprendizaje.
Adaptar nuestra acción educativa a la realidad del mundo que les rodea.
Reflejar en nuestra persona la presencia de Jesús, un amigo que nos acompaña